RENOVAR UNA VIEJA MECEDORA.

 

 

Cada vez que encendía el fuego de la chimenea oía la voz de mi hija que decía, «Tienes que poner aquí un sillón para sentarme cómodamente frente al calor de  la lumbre». Y todos los días repetía la misma frase, por lo que decidí ponerme manos a la obra.
Hace años me regalaron dos mecedoras Thonet que estaban pendientes de restauración por falta de tiempo y no ser consideradas como una prioridad. Las tenía almacenadas junto con otros «trastos», como  llamo yo  a los muebles que tengo  pendientes de restaurar y otros objetos varios  que pueden  ser utilizados en  Diy o proyectos de renovación.
Decidí empezar por la que se encontraba en mejor estado, ya tenía parte del barniz quitado, la rejilla estaba bastante bien conservada y el asiento lo habían  tapizado.

 

 

Comenzamos retirando todos los restos del barniz que tenía para dejar la madera lo más limpia posible y encolando alguna parte que estaba un poco suelta. Retiramos todo el tapizado del asiento y la espuma que estaba totalmente pasada. El asiento no tenía rejilla pues había sido sustituida por una base de tablas.

 

 

Limpiamos bien y pasamos la lija en alguna zona que lo necesite. Una vez lista, le aplicamos un tinte a la madera para unificar color y a continuación barnizamos.

 

  
Ahora comienza el proceso de tapizado. Hemos decidido tapizar también el respaldo para que sea más cómoda.  Se ha utilizado una espuma de alta densidad para que tenga más consistencia. Una vez terminamos de grapar, cortamos sobrante de tela y rematamos con un cordón de pasamanería.


Y ya tenemos nuestra mecedora lista y con su nueva imagen renovada esperando a ser utilizada. 
Ahora toca decidir en qué lugar de la casa se quedará. Para mí, un lugar perfecto sería en el salón, en un rincón junto al balcón donde entra el sol y es  perfecto para relajarse leyendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero el resto de la familia prefiere relajarse junto al fuego de la chimenea de mi  cocina rústica (Puedes verla aquí) y…  ellos son mayoría. En fin, decida lo que decida, no hay ninguna duda de que esta pieza queda perfecta en cualquier estancia de la casa  y que será disfrutada por  todos 

 

 

 

 

Muchas gracias por tu visita

Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram

 

9 comentarios en “RENOVAR UNA VIEJA MECEDORA.”

  1. Simplemente ideal. Me encantan estas mecedoras con ese sabor de hogar que desprenden. Yo la pondría en invierno junto al fuego y en verano junto a la ventana.
    ¡Y la habeis dejado tan comoda y mjllida que va a haber peleas por utilizarla!
    Mil besos y feliz fin de semana.

  2. Hola Isabel, tienes toda la razón, ya hay peleas por coger sitio frente al fuego y además me están metiendo prisa para restaurar la otra que tengo idéntica. Creo que seguiré tu consejo, y cuando venga mejor tiempo la pondré en el salón para disfrutar de la lectura. Un abrazo.

  3. Tienes un blog estupendo, creó que no hay nada más cómodo que una mecedora, ya sea al lado del fuego o disfrutando del calor de primavera.
    La tela que le has puesto me encanta, te ha quedado perfecta

  4. Muchísimas gracias Angela por tus palabras, pues he ido poquito a poco trabajando e intentando mejorar el blog dentro de mis posibilidades.
    La verdad es que esta tela en cuanto la ví me gustó mucho y aunque tenía mis dudas del restultado final, estoy contenta. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio