De mueble anticuado a pieza exclusiva

Si pudiésemos entrar en una gran parte de los hogares de hace unos años, nos sorprendería la cantidad de muebles y objetos decorativos que se repiten en la mayoría de  casas.  
 
Es cierto que hoy en día existe una corriente muy fuerte en decoración, cada vez más, buscamos nuestra casa ideal y ya no nos guiamos por una moda estética. Buscamos reflejar nuestra personalidad y exclusividad a la hora de encontrar muebles y objetos para decorar nuestra casa.  

 
Si bien es cierto que para conseguir esas piezas especiales no necesitamos invertir mucho dinero, gracias al movimiento «do it yourself«. Esta corriente, aúna por un lado, reciclar y recuperar muebles low cost, y por otro, la satisfacción de tener una pieza totalmente personalizada y única que hemos creado nosotros mismos. 
 
De hecho, estoy segura de que una gran mayoría  de los lectores de este post han tenido en casa de sus padres, abuelos o familiares, un mueble igual o muy parecido al que voy a enseñaros. Por este motivo, hoy quiero mostraros cómo  un mueble anticuado y viejo  puede convertirse en una pieza totalmente  exclusiva y personalizada. 




Materiales

 

 

  • Pintura Chalky Finish color crema
  • Pintura Chalky Finish color teja
  • Pintura Chalky Finish color blanco
  • Imprimación acrílica 
  • Laca de acabado para muebles Rust-Oleum
  • Papel pintado 
  • Cola para papel pintado 
  • Brochas 
  • Cinta Washi 
  • Masilla de madera
Pasos a seguir 
1.- Limpieza, retirada de  piezas y enmasillado.



A pesar de la mala  calidad de la foto, se puede apreciar que era un mueble de color rojizo brillante, con molduras en cajones y puertas y un sobre de mármol blanco. 

Antes de comenzar con la transformación de  un mueble es imprescindible realizar un buena limpieza del mismo. Retirar toda suciedad, grasa o incluso restos de barniz o pintura, dependiendo del  acabado del mueble.  Una vez limpio, procedemos a retirar cualquier tipo de herraje y estantes interiores. 
 
En este mueble se han retirado las molduras que rodeaban los tiradores de cajones  y los  óvalos de las puertas. Aplicaremos masilla para madera en  todos los agujeros de clavos, golpes y zonas con desperfectos que lo necesiten.
 
2.- Aplicar imprimación
 
Si bien es cierto que con la Chalk Paint no es necesario aplicar imprimación, a veces es conveniente por varios motivos:

  1. Podemos encontrarnos que en muebles de este estilo y debido a los tintes utilizados, cuando aplicamos la pintura, en especial  colores claros como el blanco, se vuelve de color de rosa. Es lo que  suele llamarse «sangrado«.
  2. Al tener un color tan oscuro y querer pintarlo en claro si aplicamos imprimación evitaremos tener que aplicar varias capas de Chalk Paint, lo que se traduce en ahorro económico.

3.- Pintar con Chalk Paint


Una vez seca la imprimación, pasamos una lija finita para suavizar la zona pintada. Ahora ya podemos aplicar la primera mano de Chalk Paint.

 
Para nuestro mueble hemos elegido como base principal, el color crema y para darle un toque más decorativo, se han pintado del color teja las aristas del mueble que separan los cajones y puertas. El color teja se ha rebajado con crema y blanco para conseguir un tono más claro. Para delimitar bien las zonas a pintar se ha utilizado cinta washi. 

 

4.- Decoración del mueble 
En los frontales de los cajones se ha utilizado un stencil con escritura  en el tono teja de las molduras. 
 
 
Para que los rosetones resalten un poco más y tengan volumen,  se ha aplicado con la técnica del pincel seco pintura color teja. Así conseguimos darle un efecto parecido a la aplicación de  una pátina.

 

 

Y por último, se han pintado unos rectángulos en el mismo tono enmarcando los rosetones.

 

 

5.- Empapelado

 
Si  la decoración exterior es importante, el interior  también lo es, por lo que no debemos olvidar esta parte. En nuestro mueble, en lugar de pintarlo, nos hemos decantado por  el papel pintado.
 
El interior de los cajones se ha pintado en el mismo color crema del mueble y el fondo del cajón, se ha forrado con papel pintado de flores. 

 

 

 

Para el interior del mueble hemos elegido un papel en color crudo con una pequeña textura y brillo que le añade luminosidad. 

 

 

6.- El acabado
 
Para proteger la pintura de tiza es necesario darle un acabado, bien una cera protectora o un barniz. Como este mueble es para una entrada y el uso será mucho mayor que un mueble más decorativo, hemos querido protegerlo bastante. Para ello, hemos utilizado la laca de acabado, es totalmente mate y aporta la protección necesaria para aquellos muebles que tienen un uso frecuente.
 
Se han protegido especialmente aquellas zonas más delicadas, como el  sobre de mármol  pintado, pues al ser un  mueble para la entrada de casa , es idóneo para  depositar en él objetos como dinero o llaves, que pueden rayar la pintura.
 
 
 
 
7.- Colocar tiradores
 
Los tiradores son una parte importante a la hora del acabado de un mueble. Dependiendo del estilo decorativo de la pieza, los tiradores o herrajes serán un punto visual muy importante
 
En nuestro mueble lo tiradores originales se han cambiado por unos nuevos pero respetando el estilo que ya tenían. Se ha optado por este modelo clásico y dorado para establecer un nexo de unión con el espejo de color dorado. 
 

 

 

8. Encontrar su lugar
 
A veces lo más complicado no es actualizar o cambiar por completo el aspecto de un mueble, para mí lo más difícil realmente es encontrar su lugar.  No es lo mismo tener un rincón o pared al que hay que buscar la pieza exacta que encaje en él, sino tener una pieza muy especial, exclusiva o con un marcado estilo y buscarle su lugar perfecto. 
 
Sinceramente en este caso ha sido muy fácil, pues ya estaba destinada a un lugar muy concreto. Ya antes de comenzar mi trabajo, sabíamos exactamente dónde se colocaría. 
 
Esto no significa que no haya sido todo un reto para mí, pues había que actualizarla para sus dueños, con un cambio no  excesivo, manteniendo su antigua esencia, y sobre todo, conseguir integrarla con el entorno.
 

 

 
 
¿Qué os ha parecido este cambio?  ¿Hemos conseguido actualizar el mueble respetando su esencia?  De un modo sencillo,  con  pintura y papel pintado, hemos convertido  un mueble anticuado en una pieza exclusiva y única. 
 
 
Muchas gracias por tu visita 
  Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram

7 comentarios en “De mueble anticuado a pieza exclusiva”

  1. Me lo he leído con detenimiento dos veces!! Ahora voy a anotar materiales. Me queda pensar como quiero el mueble que quiero cambiar y cuando puedo hacerlo. Alucino con tus manos y tus ideas.
    Bsss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio