Cómo renovar un mueble de madera desde cero – II Parte

En la primera parte de esta guía te explicábamos los pasos fundamentales para comenzar la renovación de un mueble de madera desde cero. Si has seguido con atención los pasos anteriores, te habrás dado cuenta que es muy importante seguir este orden de trabajo si queremos obtener un resultado óptimo.

En el post anterior hemos comenzado con la primera evaluación de daños, una imprescindible limpieza del mueble, y posterior retirada de acabados. Continuado con el lijado, tratamiento de xilófagos y por supuesto, encolar y reparar piezas faltantes.

Por último, la aplicación de tintes antes de continuar con el acabado final.  (Ver I Parte)

En esta segunda parte nos centraremos en los diferentes acabados que podemos aplicar a tu mueble para darle ese aspecto único y personalizado. Y por supuesto, descubrirás las ventajas y beneficios que obtendrás renovando tus muebles de madera.

Pasos del proceso de renovación

Pasos anteriores:

  • Evaluación de daños
  • Limpieza
  • Eliminación de acabados
  • Lijado
  • Tratamiento de xilófagos
  • Reparaciones y encolados
  • Tintes

8. Tapaporos y fondos

El tapaporos y los fondos protectores nos ayudan a que la superficie en la que se aplique esté perfectamente preparada y protegida. Se suelen utilizar antes de aplicar el acabado final del mueble, permitiendo obtener un resultado óptimo y duradero.

8.1 Tapaporos

Como su misma palabra indica los tapaporos tienen la función de sellar y cerrar el poro de la madera. Este producto rellena los poros de la madera sellando la superficie, lo que nos evitará que, al aplicar posteriormente un barniz, la madera absorba demasiado producto.

El tapaporos se aplica cuando el acabado de nuestro mueble sea un barniz. Después de la aplicación del tapaporos es conveniente volver a pasar una lija muy fina y siempre en sentido de la veta.

8.2 Fondo

Los fondos protectores son productos que se aplican en la madera natural especialmente para proteger contra hongos y xilófagos. Ayudan a regular la humedad de la madera y, además, evitará que el acabado que apliquemos después, la madera lo absorba de modo irregular. 

 

8.3 Selladora

La selladora también tiene la función de sellar el poro de la madera para su posterior pintado. Siempre se utiliza sobre madera natural y a diferencia del tapaporos, suele ser de color blanco y se utiliza antes de aplicar una pintura.

8.4 Imprimación

Las imprimaciones se suelen utilizar especialmente en muebles barnizados que no hemos eliminado el barniz, melaminas o metal. Es un producto que se aplica sobre una superficie para asegurarnos una perfecta adherencia de la pintura posterior.

9. Acabados

Nuestro mueble ya está perfectamente preparado para aplicarle el acabado final. Dependiendo de la decisión que hemos tomado con respecto al resultado final que queremos conseguir vamos a ver diferentes opciones de acabados para nuestro mueble.

9.1 Barnices

El barniz es una disolución que se aplica sobre la madera para crear una especie de película protectora. Si aplicamos barniz a nuestro mueble lo protegeremos de la agresión de agentes externos como aire, luz, golpes, roces y por supuesto, de manchas y derrames.

Hoy en día existen una gran variedad de barnices y con mayor o menor grado de brillo. En el mercado podemos encontrar:

  • Acrílico
  • Sintético
  • Poliuretano
  • Nitroceluloso
  • Epóxico
  • Goma Laca

 

 

9.2 Ceras

La aplicación de ceras como acabado en un mueble es una opción muy utilizada en restauración. Las ceras son ideales para nutrir y proteger los muebles de madera para interior. Es aconsejable volver a encerar el mueble varias veces al año para mantener el acabado en perfecto estado.

La cera normalmente la encontramos en estado sólido, aunque también se comercializa líquida. Si a nuestra cera le aplicamos calor bien mediante secador de pelo o pistola de calor nos facilitará su aplicación.

Las mejores ceras para muebles son las de abeja (de origen animal) y carnauba (de origen vegetal). Podemos encontrar cera de abeja en diferentes formatos:

  • Cera blanca
  • Cera amarilla
  • Cera con color

Si bien siempre podemos añadir pigmentos a nuestra cera para conseguir diferentes pátinas. Una vez encerada es aconsejable pulir para conseguir un brillo natural.

 

9.3 Aceites

Los aceites para la madera además de aportar hidratación también protegen de los factores externos. Si bien es cierto que su aplicación está más orientada a mobiliario de exterior, es una opción a tener en cuenta si queremos aplicar productos más naturales y ecológicos.

Su aplicación es muy sencilla y nos permite incorporar pigmentos si queremos aportarle algo de color a la madera. Este tipo de acabado necesita un mantenimiento mayor frente a otros acabados pues no es muy resistente en el tiempo.

Los aceites más utilizados que podemos encontrar habitualmente en el mercado son:

  • Aceite de linaza
  • Aceite de vaselina
  • Aceite de teka
  • Aceite de Tung

9.4 Pinturas

Las pinturas son el acabado más utilizado hoy en día en todo tipo de muebles pues son muy resistentes ya que crean una capa totalmente impermeable sobre la superficie. Además, son muy versátiles en cuanto a composición, variedad de colores y efectos decorativos.

Si bien existen numerosas clases de pinturas, nos vamos a centrar en las de uso decorativo para mobiliario. podemos clasificarlas principalmente en dos grupos:

1.- Por su ubicación

  • Interior
  • Exterior

Debemos tener en cuenta que una pintura de exterior es aplicable a un mueble de interior, pero jamás aplicaremos una de interior para exterior.

2.- Por su composición

  • Acrílicas (base agua)
  • Sintéticas (base disolvente)

A continuación, vamos a ver los diferentes tipos de pinturas que más se usan en la renovación de muebles.

  • Esmaltes
  • Lacas
  • Chalk Paint (Pintura de tiza)
  • Milk Paint (Pintura de leche o a la caseína)

 

9.5 Tapizado

Si nuestro mueble es una silla, butaca, mecedora o cualquier otra pieza que necesite un tapizado nuevo este es el momento de hacerlo. Se colocará la nueva tela final y se rematará con pasamanería, tachuelas o cordón.

¿Realmente merece tanto trabajo para renovar un mueble

Seguramente después de ver todos estos pasos a seguir para renovar tus muebles te preguntarás si realmente merece la pena invertir tanto esfuerzo y tiempo en un mueble viejo o anticuado.

Por supuesto que compensa y mucho todo el trabajo que pueda suponer en lugar de comprar uno nuevo. Quiero mostrarte algunas ventajas y beneficios que puede ofrecerte renovar tus propios muebles.

Piezas únicas

El hecho de renovar tus propios muebles te brinda la posibilidad de crear pieza únicas y exclusivas que nadie más tendrá huyendo de los muebles en serie. Puedes adaptarlas a tu propio estilo y gusto personal transmitiendo realmente tu esencia decorativa aportando a tu hogar lo que llamamos alma.

Reducir el consumo

Con la renovación y reciclaje de muebles no necesitarás comprar nuevo mobiliario para tu hogar. De este modo contribuyes a preservar el medio ambiente evitando la deforestación de bosques para crear nuevos muebles.

Al mismo tiempo que renuevas la decoración de tu hogar, reduces el coste consiguiendo un importante ahorro en tu economía

Nueva oportunidad

Todo mueble se merece una segunda oportunidad y gracias a la renovación puedes darle una imagen totalmente nueva y más actual. Incluso esa misma pieza puede cambiar por completo su funcionalidad dándole un uso diferente al que estaba destinado

Valor emocional

En ocasiones tenemos en casa algún mueble antiguo que hemos heredados de la familia. Son muebles con una historia detrás y con una fuerte carga emocional. Suelen ser muebles de gran calidad, pero muy pesados visualmente y con un toque estético muy marcado.

Pese a ello, siempre podemos renovarlos para que encajen perfectamente en nuestro estilo decorativo manteniendo su esencia e historia.

Terapia y autoestima

Uno de los grandes beneficios que aporta la renovación de muebles es la autoestima. Se siente una gran satisfacción personal al sentir que has sido capaz de hacerlo con tus propias manos. A medida que se avanza en los proyectos, aumenta el grado de desarrollo de la creatividad para generar ideas, así como las ganas de superar retos.

Este tipo de trabajos necesita una gran dosis de concentración, templanza y paciencia. Aspectos que en aquellas personas nerviosas o dispersas pueden convertirse en una especie de terapia para lograrlos. Les ayudará a tener una visión muy diferente de elementos que tienen en su entorno y hasta ahora, no tenían en cuenta o pasaban totalmente desapercibidos.

Espero que al leer este post algo se haya movido en tu interior, sintiendo esas ganas de mejorar tu entorno y te decidas a darles una nueva oportunidad a tus viejos muebles. Te animo a sentir y experimentar la gran satisfacción personal que ello conlleva.

¡Gracias por comentar y compartir!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio