De local de hostelería a taller de restauración: historia de una transformación

 

Para comprender el cambio de este local es importante conocer la historia que hay detrás y entender todo el aspecto emocional que conlleva. Comenzó como un local de hostelería, resultado de una iniciativa de emprendimiento familiar, que fue creciendo poco a poco a base de mucho trabajo y esfuerzo.

 

Junto con mi marido y mis dos hijos formó parte de nuestras vidas durante varios años. De hecho, nos entregamos a este negocio con dedicación e ilusión, viéndolo crecer como si de un hijo se tratase. Se convirtió en un espacio donde los fines de semana se podía degustar diferentes platos y relajarse tomando algo al aire libre en la bonita terraza. Además, también era un lugar de encuentro para nuestra propia familia en el que conversar o hacer los deberes del colegio o instituto.   

 

 

Todo esto se truncó a raíz de un gran problema de salud en la familia que cambió nuestras vidas de la noche a la mañana. Nada volvió a ser como antes, el local cerró sus puertas y tuvimos que aprender a caminar de un modo diferente en esta nueva etapa. 

 

Pero como todo aprendizaje y a pesar de lo duro del momento siempre hay que ver el lado positivo. El blog y la restauración de muebles fueron mi tabla de salvación. Tuve que reinventarme en el ámbito laboral y, lo que hasta ahora era mi hobby pasó a ser mi principal profesión. Vencer miedos y dar los primeros pasos fueron grandes logros para mí, algo que nunca pensé que podría llegar a pasar. Dar clases de restauración me dio la gran oportunidad de crecer a nivel personal y profesional.  

 

Con la llegada de la pandemia, todas las ilusiones que tenía en las clases se volvieron a apagar.  Las clases que impartía para un Ayuntamiento y una Asociación de Mujeres se cancelaron debido a las restricciones. Volvía de nuevo a quedarme en la casilla de salida.  Y es en ese punto, donde o retrocedes del todo, o coges impulso para avanzar. En mi caso, siempre decido seguir adelante, sintiendo que cada comienzo es una nueva oportunidad de aprendizaje que te brinda la vida. 

 

Y es justo en ese punto de la aventura en el que me encuentro ahora. Volviendo a abrir esa puerta del local que un día se cerró para comenzar de nuevo totalmente reinventado.  Un local que se ha transformado en mi nuevo taller, un lugar donde poder trasmitir a los alumnos mis conocimientos y gran pasión por los muebles. 

 

Ha sido un proyecto con mucha carga emocional, por este motivo necesitaba dar un cambio radical para pasar página. No podía permitirme hacer una gran inversión en obras, pero si hay algo en lo que soy experta, es en transformar un espacio con pintura, telas o papel. Solamente se necesitan ganas e ideas, y a mí, me sobran las dos. 

 

Necesitaba cambiar el aspecto para convertirlo en un lugar relajante, luminoso, que invitase a los alumnos a sentirse cómodos para poder expresar su creatividad. Pero, sobre todo, necesitaba que reflejase mi personalidad y mi nuevo comienzo. Aún quedan muchas cosas por hacer, pero no se puede recorrer todo el camino en un día…. 

 

Ahora ya puedo invitaros a cruzar esa puerta y mostraros mi nuevo espacio. ¡Bienvenidos!

 

 

La transformación
 
La transformación del local se ha realizado en diferentes áreas que a continuación detallamos.
 
Materiales 
 
Para reinventar este espacio he contado con la ayuda de V33, Nerpel y Ciret , quienes me han aportado todo lo necesario para este proyecto: pintura, rodillos, brochas y material de protección. 
 
 
Fachada exterior

 

La fachada estaba pintada de rojo inglés con una puerta de hierro en color verde hierba y que se encontraba en un estado muy deteriorado. En algunas zonas apenas tenía pintura y estaba totalmente cubierta de óxido.
Se ha pintado el zócalo exterior, así como el muro de ladrillo de la valla en color blanco. La puerta se ha lijado para eliminar todo el óxido y pintura descascarillada. Para pintarla de nuevo se ha utilizado pintura EasyColor en color azul. Un esmalte de exterior multisuperficie que no necesita imprimación, muy resistente a los golpes y manchas. Es ideal para aplicar en mobiliario, ventanas o rejas de hierro, pudiendo aplicarla directamente sobre superficies con óxido.
Para identificar la localización del local se ha colocado una placa de numeración que hemos elaborado con madera utilizando los mismos colores de la fachada.   Puedes ver el tutorial aquí. 

 

Zócalo  fachada                         Puertas fachada 
Fachada renovada  
Interior local 

 

El cambio en el interior se ha basado en la premisa de conseguir una sensación de amplitud y luminosidad.  El principal reto al que nos hemos enfrentado ha sido en conseguir una gran transformación sin realizar ningún tipo de obra. El cambio ha consistido en una renovación exclusivamente con pintura. 

 

Este local se construyó en diferentes etapas a lo largo de años, de ahí la diferencia de materiales y alturas en los techos. Por este motivo, era muy importante conseguir una sensación de amplitud y armonía. Si bien es cierto que los grandes ventanales aportan mucha luz, la pesadez del color rojo reducían mucho el espacio visualmente. 

 

◻️ El primer paso necesario para darle un aspecto nuevo, era eliminar todo el color rojo inglés de la zona de barra y vigas. Para ello hemos jugado con cuatro colores diferentes: 

    • Arena para entrada y frente de barra 
    • Gris interior de barra y vigas del techo 
    • Azul en algunas vigas y puerta de baño. 
    • Blanco techo metálico.

 

◻️ Se han utilizado dos colores más en diferentes elementos del mobiliario que encajan a la perfección con los tonos anteriores. 

    • Negro  mesas y sillas 
    • Topo para puertas interiores del baño. 

 

1.- Puertas baños

 

La zona de los baños está separada del resto por una puerta de aluminio y cristal.  La puerta principal del baño se ha actualizado con pintura azul para la zona metálica y papel pintado, en el cuadrante central. Esta puerta estaba bastante anticuada, pero en perfecto estado, solamente necesitaba un cambio de imagen para hacerla más actual. 

 

En el interior tenemos dos puertas de madera de sapelli. Tenían algunos arañazos y zonas en las que el barniz estaba bastante deteriorado. Su madera no era de calidad, por lo que el trabajo y tiempo que nos llevaría decapar y barnizar de nuevo, no merecía la pena.

 

Por este motivo, se ha optado por pintarlas con esmalte EasyDeco en color topo. Esta pintura está indicada para mobiliario de interior, es multisuperficie, se adhiere perfectamente sobre soportes barnizados sin necesidad de utilizar imprimación, y es muy resistente a los golpes del uso cotidiano.

Puertas Baño aluminio                        Puertas Baño Sapelli

 

2- Zona mesas y entrada 

 
Toda esta zona es la construcción inicial y en su totalidad es una estructura metálica. Estaba pintada de rojo inglés lo que supone un gran impacto visual muy pesado. Se ha pintado de nuevo con esmalte para  metal en color arena, aportando una gran luminosidad y ligereza. 
 
 
Esta pintura es bastante cubriente, pero para conseguir tapar el rojo tan intenso se han aplicado varias capas de pintura respetando el tiempo de secado entre capa y capa.  Como se puede ver en las siguientes fotos una vez aplicado el color arena la sensación de ligereza es bastante evidente.  
 
                         Estructura inicial metálica

3.- Zona de barra interior  

 

El interior de la estructura es la zona de barra donde se encuentra diferente maquinaría, así como estanterías metálicas y de melamina. Se mantiene el aspecto de dichas estanterías en su tono madera para que aporte un poco de calidez. A pesar de mantener el mobiliario de acero inoxidable, algunos muebles como el de una conocida marca de helados, o las papeleras, se han pintado en el mismo tono azul de la puerta del baño.
 
 
En esta zona se encuentra una gran plancha metálica galvanizada que albergaba en su interior un extractor de humos. Para darle un toque decorativo diferente se ha colocado el mismo papel pintado de listones de madera en tonos grises y azules de la puerta del baño.  De este modo, conseguimos conectar el interior de la barra con la zona de la entrada mediante la puerta y el espejo transformado en tablón de notas. (Podéis ver aquí) 
 
 
Y por supuesto, se ha pintado todo el color rojo inglés en un color gris que contrasta con el blanco y la madera.
 

 

4.- Vigas y techo barra

La zona de mesas tiene dos partes muy diferenciadas en cuanto a la altura de techo debido a que la construcción se realizó en épocas muy distanciadas en el tiempo y con diferentes añadidos. 
La zona central es más baja y se sustenta en varios pilares. Dichas vigas se han pintado en el mismo azul de la puerta para añadir un poco de color. El resto de vigas del techo se ha pintado en gris para integrarlas con los perfiles de aluminio de los paneles. De este modo, se consigue unificar y crear el efecto visual de elevar la altura real de esa zona. 
 
El techo del interior de la barra son planchas de metal galvanizado. Se ha pintado de color blanco para crear mayor luminosidad. Para ello se ha utilizado el mismo esmalte multisuperficie para hierro y galvanizado. Hemos limpiado bien la superficie para que no tenga ningún resto de suciedad, lijamos con una lija de grano fino y retiramos el polvo producido.
 
 
Aplicamos una primera mano y dejamos secar durante veinticuatro horas antes de aplicar la siguiente capa de pintura. De este modo, nos aseguramos que tenga una correcta adherencia antes de volver a pintar de nuevo. 
 

 

5.- Mobiliario

Las mesas y sillas son de melamina efecto madera y las patas metálicas en cromado. En algunas de la patas el metal no estaba en muy buen estado. Para renovarlas se ha optado por dejar la melamina y pintar el metal con esmalte en color negro como contraste. 

 

Se ha creado una zona donde se pueda descansar y relajarse tomando un café o té. En este rincón se ha colocado un biombo de madera de pino existente en el local a modo de pared donde se apoya un sofá negro que alguien jubiló. Se ha preparado una especie de Coffe Station sobre una consola que hemos renovado y que mostraremos todo el proceso paso a paso en otro post.
Para que la consola encajase con el resto de mobiliario se ha optado por pintarla en negro y dejar el sobre en madera natural.

 

 

Aún queda bastante trabajo por hacer, trasladar herramientas, pinturas, mobiliario para restaurar, o renovar textiles, son algunas de las tareas pendientes para el interior.
Por otro lado, en el exterior, también tenemos proyectos que hay que realizar, como pintar todas las rejas de ventanales y puertas. Y por supuesto, incluir  algún elemento decorativo en madera.
El resultado final 
Y por fin, os puedo mostrar el resultado final donde espero que podáis sentir todo lo que he querido expresar y trasmitir con este cambio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y hasta aquí la transformación de lo que un día fue un proyecto de emprendimiento que se inició con ilusión y que ahora se ha convertido en mi taller:

 

  • Un lugar donde darle una nueva vida a esos muebles que están esperando a que saques lo mejor de ellos.
  • Un espacio donde aprender y disfrutar con lo que hago.
  • Un taller donde los alumnos aprendan entre risas y puedan desconectar del estrés para sacar su lado más creativo.

Realmente, no es solo la pintura y un cambio de decoración lo que reinventa un espacio, sino las ganas de volver a empezar para seguir creando nuevos buenos recuerdos.      

Muchas gracias por tu visita 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 comentarios en “De local de hostelería a taller de restauración: historia de una transformación”

  1. ¡Enhorabuena, Nieves! Nos hemos emocionado con tu relato y con lo valiente que has demostrado ser, dándole la espalda a la adversidad con tu gran fuerza de voluntad y mucho entusiasmo. El taller ha quedado fantástico y te auguramos un futuro prometedor; estamos convencidas de que no vas a parar de trabajar, por lo gran profesional que eres y porque te lo mereces.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

  2. Muchísimas gracias por vuestras palabras. Siempre hay que mirar hacia adelante y seguir no queda otra. He vencido muchos miedos internos pero al final me lancé. Que sea lo que tenga que ser y mientras disfrutaremos. Un abrazo enorme 😘😘

  3. Enhorabuena Nieves!
    Te mereces todo el éxito en esta nueva etapa.
    Nos has acercado un poco más a la buena persona que siempre se ha vislumbrado en tus post y proyectos, y sin duda es aún mejor de lo que imaginábamos.
    Sin duda alguna una luchadora incansable… Y la historia de superación que hay detrás te hace aún más grande.
    Sólo lamento que ese bonito taller que has creado me pille tan lejos😅.
    Disfrutaría muchísimo de una de tus clases.
    Un beso y todo el éxito que te mereces

  4. Muchísimas gracias Yolanda por tus bonitas palabras. Mi lema siempre es no rendirse y ver el lado positivo. Fue una suerte conocerte en aquel taller y efectivamente lástima que estemos lejos porque yo si estaría encantada de ser tu alumna y aprender las increíbles técnicas que dominas. Un abrazo enorme. Bss

  5. Algo me habías contado por instagram, Nieves, pero ahora entiendo muchas más cosas.
    Enhorabuena por esa fortaleza que te ha llevado a reinventarte con medios y fuerzas limitadas pero suplidas con ilusión e imaginación.
    Mis mejores deseos para esta nueva etapa, de corazón <3 <3

  6. Muchísimas gracias Piola. Siempre hay que intentar salir adelante del mejor modo posible, quizás sin saberlo los tropiezos que nos da la vida se convierten en ocasiones en lo mejor que podía pasarnos. Todo depende de cómo uno quiera vivir la situación que te toca
    Yo intento siempre disfrutar y agradecer todo lo bueno que tengo no lo que uno cree que le falta. Un abrazo enorme y gracias por tu comentario Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio